Así es como hacemos nuestros espacios más livianos y frescos

Un sentimiento de alegría y felicidad  nos invade en primavera. Además de la sensación de querer despejar nuestros hogares y refrescarlos.

¿Que haces tú para iluminar esos espacios y dar paso a la luz, al aire fresco y al buen tiempo?

Hemos preguntado al equipo Bhoga y estos son algunos de sus rituales para dar la bienvenida a la primavera.  ¿Cuales son los tuyos?

“Empiezo por una limpieza profunda y por retirar todas las cosas que nos acompañan en invierno: mantas calentitas y mulliditas, en general cambio los textiles de la casa y guardo todas aquellas cosas que me recuerden el frio… Nos centramos mucho en la zona de la terraza, compramos plantas y flores, solemos restaurar algún mueble y comprar cojines para renovar y refrescar nuestro rincón relax de verano. Este año jubilamos los muebles de palets que llevan acompañándonos por muchos años y actualizamos mobiliario”. Maria Aya.

«En Alicante, marzo ya es sinónimo de olor y luz de primavera. Esos días me invitan a salir y a reactivar mi vida social, también me encanta pasear por la playa y hacer excursiones por el interior de la provincia, los campos comienzan a estar floridos y alegran, motivan a hacer ejercicio y a llevar una vida más sana. Son momentos de inspiración. En casa comienzo a guardar la ropa de lana, procuro dar un ligero cambio de look a mi ropa y a la de mi casa. Tengo plantas, sobre todo cactus y suculentas, en esta época compro plantas con flor para darle color a mi terraza.» M. Ángeles Payá.

«En casa lo primero que hacemos es poner la terraza a punto. Aunque este año prácticamente no hemos dejado de usarla, estos son nuestros rituales cuando llega el buen tiempo: Limpiamos y pintamos los muros, que después del invierno se cargan de manchas de tierra. El blanco transmite pureza, y de cara al verano, mantiene el ambiente algo más fresco. En cuanto al mobiliario, le damos una buena mano de pintura y protección; le espera una buena dosis de sol. Trasplantamos las plantas que han crecido y damos la bienvenida a las nuevas inquilinas. La primavera es la época ideal para que no sufran y se acostumbren a su nueva casa. Sólo nos queda preparar una buena merienda y disfrutar de la caída del sol.» Víctor C.