Acabamos de entrar en la segunda quincena de enero. Estamos mentalizados para quitarnos esas toxinas acumuladas y esos 2 o 3 kilos de más… A tu casa también le vendrá bien una dieta sana.

Tienes varias opciones; una de ellas es usar aquella dieta que te dio una amiga, basada en un caldo de verduras, que promete dejarte nueva en una semana. Tomar cítricos por la mañana, infusiones, hiervas, o incluso el ayuno, es otra opción que te harán sentir como nueva.

Las salidas al campo, el contacto con la naturaleza y el ejercicio son un punto de partida muy importante para completar tu plan de renovación y purificación.

¿Has pensado que a tu casa también le vendría bien? Llevas todo el año acumulando muebles, libros, regalos y mucho más. Con el cambio tan drástico que están sufriendo los hogares al tener que incluir nuestros puestos de trabajo en cualquier rincón de la casa, nos hemos dado cuenta de todas aquellas cosas que nos sobran.

Te damos unos consejos saludables para poner en forma tu casa:

1. Menos, es más. Despeja, ordena y elimina. Puedes empezar por revisar el mobiliario, los elementos personales o la decoración.

2. Tendencias. Aprovecha la nueva tendencia en colores y da un toque fresco, puro y enérgico a las estancias de tu hogar. Este año Pantone a elegido el amarillo Illuminating (Pantone 13-0647) como un tono cálido, brillante y alegre que genera vivacidad y efervescencia. ¡No pueden faltar unos limones en tu cocina!

3. Espacio Zen. Convierte algún rincón de la casa en tu pequeño santuario. Puede ser un rincón de lectura, un lugar para charlar o escuchar música en familia, desarrollar tu parte creativa o simplemente un rincón para descansar. Utiliza los tonos grises como el color de las rocas y de las piedras de playa, para sentirte reconfortado y con ánimo. El Ultimate Grey (Pantone 17-5104) es el segundo color que ha elegido Pantone.

4. Plantas y ventilación. Las plantas son
elementos imprescindibles para dar color
y vida a tu hogar
; representa tu momento
de estar en contacto con la naturaleza.
Ventila tu casa durante 15 minutos
y sentirás un ambiente purificado.
Ten siempre a punto las zonas exteriores
para disfrutar esos ratitos del sol de invierno,
así las tendrás listas cuando llegue el buen tiempo.

5. Aromas y materiales naturales. Retira esos muebles de material sintético y decora con elementos naturales como la madera o las fibras. Son agradables al tacto y resultan más saludables que los sintéticos. La madera es un recurso natural renovable, sostenible y ecológico. Llena tu casa de ricas fragancias, ya que producen diferentes efectos tanto en la mente como en el cuerpo. Elige un aroma característico según el espacio.